Historias

Conoce las historia de líderes y adolescentes que experimentaron Alpha para Ados en su Iglesia y sus vidas e Iglesias fueron transformadas.
Conoce la historia de…

Katerine Narváez

Líder de Adolescentes y Jóvenes, Colombia

Alpha es un espacio donde las personas se pueden sentir en hogar, expresar sus opiniones sin temores, ser reales, hacer amigos, reír, llorar, disfrutar de grandes y pequeños detalles.

 

Gracias a Alpha en nuestra comunidad se empezaron a generar espacios donde las personas son escuchadas, a veces no nos damos cuenta que hablamos más de lo que debiéramos escuchar y hemos podido comprobar que permitirnos escuchar a otros nos abre puertas a la empatía, a la amistad, a la libertad, a la gracia y a el amor. Algo tan sencillo con un poder tan extraordinario. ¡Gracias Alpha !

Conoce la historia de…

Bernardita
Diaz Agote

San Miguel de Tucumán, Argentina

Antes de hacer Alpha, si bien me consideraba cristiana por haber ido a un colegio religioso, no era practicante. Sinceramente no era algo que me llamara la atención, consideraba hipócritas a la mayoría de practicantes que conocía y al terminar el colegio creí que ese sería el único lugar en el cual podria conocer sobre la fe y sentia que no me habian enseñado lo suficiente, quería más. Luego entre a la facultad de medicina, seguí con mi vida normal, pero todo lo que buscaba para ser feliz no me conformaba, atravesé diferentes etapas en las que sentía que todo se me venía abajo, cargaba con mucho o hasta que el mundo estaba contra mí por distintas situaciones: familiares, sociales, en la facultad y sobre mi salud.

Un día recibí la invitación para hacer Alpha en la facultad y me pareció interesante el hecho de conocer más personas o hasta una idea divertida para despejarme de todo lo que me estaba sucediendo, asique empecé a asistir con unos amigos. Desde la primera sesión me di cuenta que era lo que estaba buscando pero no sabía dónde encontrarlo y me dio mucho alivio poder estar ahí y repensar todas las cosas que me pasaron y por qué. Cuando terminé Alpha pude realmente sentirme amada por Dios, sentir que no estaba sola y poder también aliviarme por pensar que alguien perdono todos mis pecados. Sobre todo, en la misa final, con una oración de sanación que nos dieron, no pude contener las lágrimas, creo que nunca había llorado tan desconsoladamente por felicidad. Ese fue el momento en el que verdaderamente experimente el amor de Dios.

Actualmente me uní a un grupo misionero y soy anfitriona de mi primer Alpha y creo que es una puerta de entrada a explorar la fe, que te ayuda a conocer la base pero te abre a las preguntas y descubrir cada dia más. Está en mis planes poder volver a mi antiguo colegio para presentarles Alpha y lo puedan hacer y asi más jóvenes tengan la oportunidad de conocer a Jesús.

Cuéntanos como fue tu experiencia implementando Alpha para Adolescentes: Muchas vidas fueron transformadas por Jesús a través de Alpha. Queremos conocer tu experiencia implementando Alpha para Adolescentes.